viernes, 7 de octubre de 2011

Microrrelatos eróticos de Susana Moo

Susana Moo, querida amiga y compañera en este mundo de la literatura de entrepierna, nos ha dado una nueva sorpresa. Después de haber publicado el año pasado "Eva, su manzana y el pecado"en edición no venal, nos sorprende ahora con una nueva recopilación de relatos.

En su segunda entrega en castellano, ahora tenemos "Microrrelatos eróticos" de momento sólo en su versión electrónica, pero pronto, prontito....

Es muy refrescante leer nuevamente esos relatos que ya conocíamos en su blog, pero que ahora tenemos todos juntos para disfrutarlos y compararlos, para reír y para excitar. Los relatos abarcan varios años de escritura y nos permiten acompañar a su autora en una madurez y en un cambio en la vocación de sus relatos.

Personalmente, los primeros relatos me parecen muy estimulantes, tan concisos, tan frescos y tan cachondos, al mismo tiempo tan hiperbólicos, siempre alrededor del momento, poco sexo explícito, mucho deseo y seducción, pero tan llenos de fantasías, donde abiertamente se trata de excitar al lector, como si la autora fuera esa bailarina que sabe que los ojos la miran en un "performance".

-hay un monton de personas que se excitan con mis palabras, exageré melosa mientras rodeaba su falo entre mis senos. 
-Eso, preciosa, es porque no te han visto la cara, me espetó, también muy meloso, el muy bruto.

Mientras los primeros relatos juegan mucho con el coqueteo, los siguientes son mas reflexivos, más poéticos y recatados, y paradójicamente mas liberales en sus propuestas. Como si la bailarina que mencionaba anteriormente supiera que ya tiene toda la atención que buscaba y comenzara a explicar lo que quiso decir al subirse al escenario.

-¿Puedo venirme?Es una pregunta de hombre muy bien educado. El solo hecho de formularla pone a una en muy buena disposición y de repente te apetece complacerle:- ¡Claro que puedes, mi amor! ¿dónde lo deseas? ¿en mis nalgas, en los pies, en la vulva?, dime tesoro, ¿quieres hacerme el culo? ¿quieres que te la mame? ¿quieres facializarme? …

Una novedad es que los microrrelatos incluyen algunos comentarios del blog, comentarios cuidadosamente seleccionados y transcriptos íntegramente para enriquecer el cuento. No son propiamente parte del cuento, pero ocasionalmente tienen sesudas reflexiones, brotes cómicos, cachondeos o comentarios inteligentes que dan un respiro antes de entrar al siguiente microrrelato.
¡Ay, Susana Moo, pienso en ti! ¿Puedo?
Claro que puedes pensar en mi, puedes incluso manosearte pensando en mi….pero desde luego has de saber que no soy yo, es solo una imagen que proyectas. Y me encanta que proyectes.

Curiosamente, también en los comentarios podemos ver una evolución; al principio dominados por los varones, donde Susana aprovechaba para seducir, para exhibirse, para sentirse deseada, después con un grupo más variado de seguidores que opinan, que deciden, que gustan y participan.

Hay una parte del libro que me excitó sobremanera. Curiosamente es parte de los comentarios y no uno de los relatos, los invito a leerlo aquí.

Este libro es algo distinto, a los que esperen leer de orgías e intercambios de fluidos no se los recomiendo; a los que esperen leer de poesía romántica, erotismo eufemístico y amor platónico tampoco. Este es un libro que enaltece la imaginación y la fantasía, esos dos juguetes sexuales que todos deberíamos usar más seguido.



 Perversógrafo: Sexo vaginal, oral, anal, entre las tetas,  exhibicionismo, deseo, voyeurismo (¿Oyeurismo?), fetichismo, seducción, masturbación, poco sexo explícito, todo de muy buen gusto.




El libro lo compras en este sitio y es muy económico.

Microrrelatos eróticos
Susana Moo
Red Ediciones
Barcelona, 2011

ISBN rústica: 978-84-9007-070-3
ISBN ebook: 978-84-9007-071-0
168 pags.

13 comentarios:

  1. Gracias Lepis por la reseña y, sobretodo, por haberte leido el libro y sacado tus conclusiones.
    Yo también he notado que mis cuentos han ido cambiando, madurando conmigo. He perdido complejos y ganado pudores, o perdido pudores y ganado complejos. En cualquier caso, sin perder la ilusión por disfrutar con la escritura de este género, el relato corto o breve que tan buenos momentos me hace pasar.

    ... ¡ouyerismo! ... no conocía el término.

    ResponderEliminar
  2. Oyeurismo, guapa que está en el libro pues:

    Escuchar a los vecinos "sedar sus urgentes concupiscencias fornicarias" (coger) con una oreja pegada a la pared.

    ResponderEliminar
  3. Sí sí, conocía la acción, pero no el término que la define ;)

    ResponderEliminar
  4. Ese término lo saqué de un libro muy bueno que leí. Se llama "Microrrelatos eróticos" y lo escribió una........Susana.........Moo, creo (yo creo que es seudónimo)

    Relato "Regalar los oidos", página 50:

    Comentario de A.L. noviembre 11, 2008 @ 9:50 pm
    La tontería del día: si al que mira se le dice voyeur, al que escucha, ¿«oyeur»? ¡Me declaro «oyeurista» desde ya!

    ResponderEliminar
  5. El perfil de este libro ya lo subí a Goodreads para que por allá también se corra la voz. Yo no lo he terminado pero en cuanto lo haga le pongo estrellitas y comentarios. :)

    ResponderEliminar
  6. Y mucho lecteurismo, el placer de gozar con la lectura de la literatura erótica…

    [supongo que el onanismo imaginanado a Susana podría denominarse moosturbación, ¿no?]

    ResponderEliminar
  7. jajaja, esa Susana Moo tanto habla que no sabe ya ni lo que dice.

    Gracias, Anhelo, por tus buenas intenciones. Y acciones.

    ResponderEliminar
  8. Hola soy Pablo Odell, editor del proyecto con Susana. Nos ha gustado la reseña y bien interesantes las reflexiones. Es curioso como cada lectura, cada punto de vista, teje sentidos y formas nuevas. Saludos desde Pensódromo 21.

    ResponderEliminar
  9. Qué bárbaros, se dejaron venir todos, y yo con el blog todo tirado, un huevo quebrado por aquí y el tiradero de libros.

    ResponderEliminar
  10. JAJAJAJA Me encantan esos huevos rotos!

    ResponderEliminar
  11. lo de que se corra la voz está bien.

    ResponderEliminar